EXÁMENES MÉDICOS PARACLINICOS

Los exámenes ocupacionales paraclínicos son pruebas de apoyo diagnostico que contribuyen a la toma de decisiones y evaluación de resultados por parte del médico. Los accidentes de trabajo y enfermedades laborales son factores que interfieren en el desarrollo normal de la actividad empresarial, incidiendo negativamente en su productividad y por consiguiente amenazando su solidez y permanencia en el mercado. Las evaluaciones médicas ocupacionales hacen parte del Sistema de Gestión en Seguridad y Salud Ocupacional, el cual requiere contar con un diagnóstico de las condiciones de salud de la población trabajadora. Para la emisión del concepto de Aptitud Laboral, el paciente debe practicarse una serie de exámenes los cuales determinan la capacidad o restricción del trabajador para desempeñar dicho cargo.

Audiometría

Prueba de función auditiva que descarta o confirma la pérdida auditiva. La prueba evalúa la “vía aérea” y “la vía ósea” dando un reporte neurosensorial de la audición del paciente (evaluación total de la vía auditiva). Esta prueba es realizada por una fonoaudióloga especialista en salud ocupacional y realizada en una cabina sonoamortiguada. Este servicio también está disponible para campañas extramurales.


Visiometría

Es una prueba de tamizaje que permite realizar una valoración inicial de la capacidad visual e identificar quienes requieren exámenes complementarios.


Optometría

Es la evaluación refractiva y del estado ocular, realizada por un médico Optómetra.


Espirometría

La espirometría es una prueba no invasiva que permite conocer la función pulmonar de una persona. Se trata de respirar por la boca a través de un pequeño tubo, y forzar la respiración para medir el flujo aéreo respiratorio. De esta forma comprobamos la capacidad pulmonar del trabajador, y su evolución tras exposición a agentes tóxicos de su entorno de trabajo.


Electrocardiograma

El electrocardiograma evalúa el ritmo y la función cardiaca a través del registro de la actividad eléctrica del corazón. Los impulsos eléctricos del corazón se recogen a través de unos electrodos que se pegan en la piel en la parte anterior del pecho, en los brazos y piernas. Estos impulsos se registran en forma de líneas o curvas en un papel milimetrado, los cuales dan vida al electrocardiograma. Este estudio evaluado por un médico Cardiólogo, es vital para diagnosticar problemas cardiacos, patologías pulmonares, trastornos de los iones, entre otros.